La Contribución de La Sordina Laudería

El tributo

La tienda-taller de laudería La Sordina es una empresa 100% mexicana, ofrecemos productos y servicios a la comunidad musical del sureste mexicano, principalmente. 

 

Nos regimos en los valores de responsabilidad, confianza, lealtad, pasión, colaboración. Hemos tomado en cuenta como principios de actuación la responsabilidad para con clientes y músicos; respetando su preferencia con productos de calidad. Pero ¿qué pasa con los precios competitivos? Hemos escuchado tus comentarios: “lo que vendes es caro”.

 

La tienda-taller de laudería La Sordina  es una pequeña empresa y como tal cumple con sus responsabilidades fiscales tal y como lo establece la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en sus artículos 31º y 73º. Contribuimos con el país activando la economía a través del pago de los impuestos, los cuales deben ser invertidos en obra pública, salud, educación y muchos más que hacen que México camine hacia adelante (la corrupción hace que vaya hacia atrás pero eso es otro cantar).

 

Músico: ¿qué pasa cuando compras tus cuerdas o tus accesorios musicales con alguien que no tributa impuestos? ¿sabes que esa persona nada más lleva agua a su molino? El no pagar impuestos no es burlarse de la secretaria de Hacienda, el no pagar impuestos es burlarse de la sociedad que no recibirá los recursos suficientes para satisfacer las necesidad más imperantes llámense servicios y obra públicos. Eso también es corrupción. Sabemos que tus bolsillos sufren cada caída de la moneda nacional, es un efecto en cadena, todos lo sufrimos; pero no formes parte de la corrupción de esa persona que trae sus “cositas” a vender a tu orquesta o escuela, sobre todo si tu escuela o universidad son públicos (de gobierno).

 

La reforma fiscal de 2013 seguirá exprimiendo a los pequeños comercios como el nuestro y sin embargo seguimos aquí.  Tenemos la convicción de trabajar no solamente por fines comerciales, también lo hacemos porque creemos en un México fuerte, creciente, responsable y solidario. Permítenos ser parte de tu aspiración musical.  Seguimos aquí por ti y gracias a ti.

 

 

Cuando algunos discípulos le preguntaron si consideraba justo pagar tributo al gobierno, Jesús manifestó: “Pagad pues a César lo que es de César, y a Dios, lo que es de Dios” (Mateo 22:21).