El Arco

en los instrumentos de cuerdas frotadas

Archetier A Moreno
Arco para violín

Cuando se adquiere un violín por primera vez, sin tener nociones musicales, poco valor se le da al arco. La mayoría de las personas se concentra esa primera ocasión en cómo colocar el violín o viola en la posición más cómoda pero rara es la vez en la que se toma tanta importancia por ambos.

 

Algunos luthiers o archetiers consideran al arco en sí como un instrumento musical, para otros es un accesorio que permite tocar un violín (sabemos de técnicas que permiten tocar un instrumento musical de cuerdas sin necesidad de usar un arco); sea cual fuere la apreciación que se tenga el arco es parte fundamental en la vida de los violines, violas, violonchelos y contrabajos. El arco acompaña a sus ejecutantes en todo momento y ejerce una función determinante porque de su manejo dependerá el sonido que logre el músico.

 

¿Conoces las partes que componen un arco? 

La vara. La parte de madera del arco. Un buen arco es tradicionalmente de madera pernambuco, aunque también puede fabricarse en fibra de carbono o fibra de vidrio.

Tornillo. La pieza en el extremo del arco cuyo movimiento giratorio permite tensar el arco.

El cuero. Ayuda apoyar correctamente los dedos sobre el arco, al tiempo que protege la madera.

El entorchado es un alambre metálico enrrollado junto al cuero con la finalidad también de proteger a la madera del desgaste por rozamiento de los dedos.

 Las cerdas. Un arco tiene cerdas de cola de caballo que se sujetan por un lado a la punta del arco y por el otro a la nuez. Una vez tensas, las cerdas del arco necesitan ser frotadas con brea/resina de violín (violonchelo o contrabajo, depende del instrumento) que deposita sobre ellas una capa de polvo que es el que permite el agarre con las cuerdas y las hace vibrar.

El talón. Es la parte que integra al tornillo y la nuez, que sirven para tensar la vara y el pelo. Se encarga de sujetar las cerdas.

 

Otro detalle que se debe conocer es: el arco necesita tensión para poder ser tocado, para ello se gira el tornillo en la dirección de las agujas del reloj hasta el punto óptimo, entre las cerdas y el centro de la vara quede un espacio de al menos 6 mm., aunque depende también de las preferencias del violinista, del arco, del carácter de la música que se va a tocar… 

Al terminar de tocar es conveniente aflojar un poco las cerdas para que no sufran tensión durante mucho tiempo. 

 

¿Qué factores debo considerar al comprar un arco?

Hay variedad de arcos en cuanto a marcas, procedencia, tipo de elaboración, tipo de materiales, entre otros. Una referencia son los materiales de fabricación, además de empuñarlo para probarlo. Otra referencia: las marcas caras suelen ser mejores; aunque hay arcos baratos que encontrarás mejores que otros más caros. A veces es cuestión de suerte. Los arcos más baratos son los importados, hechos en serie, pueden proceder de China por ejemplo, y tener un costo no mayor a $200 pesos mexicanos. Mientras que los arcos de luthiers arqueteros pueden costar más de 30 mil pesos mexicanos pero te garantizaran durabilidad, estabilidad, calidad y más. 

 

En la Tienda-Taller de Laudería La Sordina podrás encontrar los arcos importados económicos, arcos barrocos, arcos de archetier (hechos a mano por un arquetero); para violín, viola, violonchelo y contrabajo. Nosotros te asesoraremos en tu adquisición.